Oliva Radio Noticias

Dígalo en VOZ ALTA
Detecta SEDESOL otro fraude de administración yunista, presentan denuncia ante FGR por mal uso de 32 mdp ∗ Baja hasta un 90 por ciento de la producción de agua en el Pico de Orizaba ∗ Javier Duarte se va a topar con pared conmigo: Osorio Chong ∗ Von der Leyen, se convierte así en la primera mujer en presidir la Comisión Europea ∗ Sánchez Cordero cumple 72 años y presume arreglo floral ∗ Confirma el Gobernador que reestructurará la deuda de Veracruz ∗ Lluvias monzónicas dejan cerca de 200 muertos en el sur de Asia ∗ AMLO se reúne con Monreal y Delgado en Palacio Nacional
primera emisión
segunda emisión
horóscopos

Subscribase

Y reciba el mejor resumen de noticias directamente en su cuenta de correo electrónico


¿Dónde están los que nos faltan?

El ComentarioJunio 26, 2019
1209517691_cesarts.jpg

La semana pasada, el Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México (IBERO), la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos y ARTICLE 19 México y Centroamérica presentaron el informe Violencia y Terror: Hallazgos Sobre Fosas Clandestinas en México 2006-2017 con el objetivo de difundir los resultados más recientes del monitoreo que llevan a cabo desde el año 2015 sobre esta problemática.

Una de las primeras conclusiones a las que llegó la investigación es la confirmación “que aún no podemos conocer con exactitud la magnitud respecto a la práctica de la inhumación clandestina en México” y que a once años de iniciada la guerra contra las drogas el panorama es desolador.

El equipo de investigadores partió del estudio publicado por primera vez en junio de 2017 y ahora incluye el análisis “de los años 2015, 2016 para la investigación hemerográfica y hasta 2017 para el caso de la información oficial”; los investigadores concluyen, nuevamente, “que el fenómeno de las fosas clandestinas es recurrente y extendido con hallazgos constantes y presentes en la mayor parte del territorio nacional”. Para ellos este fenómeno “es una de las evidencias más claras sobre la crisis en materia de derechos humanos en México”.

La investigación afirma que pese a los datos proporcionados por reportes en los medios de comunicación o en instituciones de seguridad y procuración de justicia, esos datos “representan sólo una fracción del total de fosas clandestinas que aún no han sido observadas o registradas en el país”. No dudan en “señalar el problema de que no todas las fiscalías o procuradurías estatales proporcionan información respecto al hallazgo de fosas clandestinas en sus entidades. Frente a ello formulamos dos hipótesis que son igual de graves ante esta situación: la primera es que no todas las fiscalías o procuradurías locales se preocupan por registrar y sistematizar este tipo de información; la segunda es que la agencia en cuestión cuenta con dichos datos, pero decide intencionalmente no proporcionarlos”.

El tema de las fosas clandestinas va unido al de la desaparición forzada de personas y recuerdo que el 21 de noviembre del 2018 compartía que The New York Times publicó un reportaje que relata la travesía de un hombre y una mujer para encontrar a sus hijas desaparecidas en Veracruz. El reportaje afirmaba que el gobierno mexicano reconoce oficialmente la desaparición de más de 30,000 personas: hombres, mujeres y niños que están atrapados en un limbo, ni muertos ni vivos, víctimas silenciosas de la guerra contra el narcotráfico, actualmente son un poco más de 37 mil personas desaparecidas. Después de una guerra injustificada, el gobierno mexicano daba un lugar a esas personas desaparecidas. Muchas de las cuales –desafortunadamente– han perdido la vida en una fosa clandestina.

El estudio presentado, objeto de este comentario, nos hace reflexionar en la enorme deuda de las autoridades en los tres niveles de gobierno, no sólo para poder salvaguardar la vida e integridad de los ciudadanos, sino para lograr hacer justicia a los familiares de las victimas desaparecidas, para poder recuperar los cuerpos y enjuiciar a los responsables. Sumado al martirio de tener a un familiar desaparecido, está el hecho de la incapacidad, indiferencia e impotencia de los cuerpos de justicia.

Pero no sólo el gobierno ha fallado a las víctimas, la sociedad debe reconocer que también ha estado ausente en el acompañamiento de los familiares de los desaparecidos. Por temor o quizá indiferencia, las familias y colectivos que se dedican a buscar a sus seres queridos, vivos o muertos, no han tenido el respaldo que esperan de una sociedad que se debe mostrar solidaria y compasiva. Nadie debe esperar vivir ese viacrucis, para comprender el dolor de semejante cruz y sentir la inspiración para ayudar a cargarla.

Merece mucho la pena leer el estudio, para seguir haciendo una reflexión profunda del tema y sobre todo, para poder contar con elementos empíricos suficientes para exigir a las autoridades resultados en la materia. A continuación les comparto la dirección donde pueden encontrar el estudio: https://ibero.mx/files/2019/violencia-y-terror.pdf

Por César Manuel Jiménez Martínez 

Compartir la noticia
https://www.olivanoticias.com/ec/18fc6
Grupo OLIVA RADIO • Plaza Crystal Local 20 "C" C.p. 91180 Xalapa, Ver. México • Todos los Derechos Reservados
Ventas T. (228) 8144004 -05 -06 Ext: 204
Aquíestá
laNoticia
Noticiero
Primeraam
Emisión7:00
Noticiero
Segundapm
Emisión2:00
Cápsulas
Informativas
cada  a laHora
Sintonízanos
o escúchanos por internet